MiFID II

La Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros II, también conocida como MiFID II, es una ley establecida por el Parlamento Europeo con el propósito de estandarizar la regulación de los servicios de inversión en todos los miembros del área económica europea. Se considera ampliamente como una de las regulaciones más importantes introducidas por la Unión Europea desde el inicio de la crisis financiera en 2008.

La directiva tiene como objetivo fomentar el funcionamiento armonizado de los mercados financieros, fomentar la competencia entre nuevas categorías de centros de negociación y mejorar la protección de los inversores.

¿Cuál es el propósito principal de MiFID II?

  • Hacer que los mercados europeos sean más seguros, significativamente más transparentes y altamente eficientes;
  • Restaurar la confianza de los inversores que se vio sacudida por la crisis financiera;
  • Trasladar una parte importante del comercio extrabursátil a centros de negociación regulados;
  • Creación de un mercado financiero unificado en toda la Unión Europea.

¿Cuáles son algunas de sus implicaciones?

  • Transparencia de políticas y procedimientos para clientes;
  • Aumento de los límites de umbral y controles en torno al comercio de redes oscuras;
  • Aumento de las obligaciones de transparencia en las transacciones e informes comerciales;
  • Obligación de grabar comunicaciones telefónicas y electrónicas;
  • Gobierno del producto, incluido el monitoreo del desempeño del producto;
  • Inclusión del mercado objetivo, producto y características del cliente en el enfoque de ventas;
  • Transparencia de costes y desempeño.

MiFID II regula el registro de llamadas en el comercio de valores. La legislación requiere la grabación y resguardo integral de las llamadas sin importar el canal: teléfono, vídeo llamada, chat o correo electrónico.

Contáctenos

Completa el formulario para hablar con un especialista





    *Campos Requeridos.